martes, 29 de enero de 2008

Contestaciones de la 10 a la 20

Sigue preparando el examen

10. ¿A qué denomina Descartes “cogito” o “pensamiento”?
Para expresar esa primera verdad que ha hallado afirma “cogito ergo sum”, que en general se traduce por “pienso luego existo”. “Cogito”, no sólo hace referencia al pensamiento en sentido estricto, sino a cualquiera de los distintos actos psíquicos que puede realizar el sujeto, como amar, creer, imaginar, odiar…
Por tanto, la forma de “cogito ergo sum”, lo que afirma es que si hay un acto de conciencia –lo que Descartes denomina “pensamiento”- entonces el sujeto existe, ya que el acto de pensar exige un pensador que lo realice, o donde el pensamiento se dé.
Descartes considera que los distintos actos de conciencia no pueden existir por sí mismos, y exigen la existencia de un yo –una especie de sustancia mental- en la que darse. Pues bien, la existencia del alma es tomada por Descartes como la primera verdad indubitable de su edificio. Su originalidad no está en enunciar el cogito sino en tomarlo como primer principio para deducir a partir de él el resto del conocimiento.
Lo que Descartes ha demostrado que existe no es el cuerpo de la persona, ni nada semejante, es el sujeto pensante, luego ese "yo" del cogito queda reconocido como sustancia pensante independiente de cualquier cosa material, ya que para afirmarla no necesita, ni además podría afirmar, la existencia de algo material. Ese sujeto que existe —el alma— es distinto del cuerpo y autónomo respecto a él.

11. ¿Es su primera verdad una deducción? ¿qué si no?
Una vez que Descartes ha establecido su primera verdad decide analizarla para ver que es lo que tiene de especial que la hace estar fuera de toda posible duda.
Lo primero que observa es que su verdad no procede de una deduc­ción, sino que más bien ocurre que él la ve, con la inteligencia, en una especie de intuición racional o mental, que él denomina intuición a secas.
Esa intuición es directa, inmediata y simultánea, en el sentido de que él ve de modo simultáneo que piensa y que existe; y es esa visión la que excluye toda posibilidad de duda y error; es decir, lo que ve lo ve con evidencia.

12. ¿Cuándo un conocimiento es evidente?
Verlo con evidencia es verlo de una forma clara y distinta. Entenderá por claridad la presencia de una idea a un espíritu atento, y distinción será cuando esa presencia de la idea sea tal que sea imposible que pueda ser confundida con otra.
Pues bien, cualquier cosa que se presente al espíritu con claridad y distinción será tomada por evidente, como ocurre con el cogito.

13. ¿Cuál es el criterio de verdad para Descartes?
Y por tanto la evidencia se constituye en el criterio de verdad mediante el cuál reconocer si se está ante una verdad o si se está ante algo dudoso.
La cuestión es ¿y no podría el Genio Maligno engañarle y hacerle ver como ver como evidente cosas que no lo son? Descartes considera que no. Lo que Descartes está intentando establecer con su criterio de verdad es un procedimiento para asegurarse de que algo es verdadero más allá de toda duda. ¿Porqué la proposición que enuncia el cogito le parece una verdad más allá de toda duda? No es porque sea una deducción, ni es algo que se base en otra proposición; es porque al fijarse en ella la “ve” evidente; clara y distinta. Ese “ver” claro y distinto es la manera de justificar la verdad de los principios del conocimiento, las demás proposiciones verdaderas de las ciencias que no son principios, lo serán por deducirse de estos. Es decir, Descartes, como el pensamiento moderno en general, es fundacionalista. Las verdades se basan unas en otras ocurriendo que las primeras, las que no se basan en otras, se saben verdaderas por intuición racional; por claridad y distinción.
Es a través de la intuición como se obtendrán los principios verdaderos del conocimiento.
Y así, con esa regla que es la evidencia para conocer qué es o no conocimiento, Descartes se da cuenta de que puede saber más cosas; algunas verdades de la matemática o de la lógica le parecen evidentes.
Por ejemplo que 1+1=2, la explicación está en que uno puede representarse en la mente la operación de forma completa, verla entera de modo simultáneo, y al hacerlo, darse cuenta, que lo ve de modo claro y distinto. Sin embargo, una operación matemática que tenga pasos, como la suma de 234+27=361, no la puede ver evidente.


14. Además de la evidencia que le proporcionan las intuiciones claras y distintas, ¿qué otra cosa debe justificar para establecer el conocimiento científico?
La evidencia es un procedimiento para conocer verdades, pero es insuficiente para establecer el conocimiento científico, aún le hace falta justificar la deducción.
Es decir, aunque podamos saber una serie escasa de proposiciones, principios, son verdaderos por intuición, aún necesitaríamos justificar la deducción para así poder, a partir de ellos, obtener otras proposiciones verdaderas. Sin embargo la hipótesis del Genio Maligno impide justificar como válida la deducción, ya que la deducción requiere pasos, y cuando atendemos a uno de ellos el Genio Maligno podría habernos cambiado el resultado del anterior.

15. ¿Qué es la deducción?
La deducción es un procedimiento que, a partir de las verdades intuidas, obtiene otras de forma necesaria. Se basa, pues en la intuición, y por ello no es un procedimiento directo, sino indirecto, de obtener conocimiento.
Consiste en un movimiento continuo e ininterrumpido del pensamiento, que percibe con evidencia cada cosa pero separadamente, una por una.

16. ¿Por qué se dice que la deducción es mediata?
La deducción es una intuición sucesiva por la cual se pasa, paso a paso, de un término a otro, por eso su operación no es inmediata sino mediata.

17. ¿Por qué la intervención del Genio Maligno podría alterar la veracidad de lo deducido?
En la deducción, además de la inteligencia, interviene la memoria. Que intervenga la memoria hace que el Genio Maligno pueda alterar sus resultados, y por tanto la hace inútil como instrumento para obtener ciencia mientras previamente no se demuestre la inexistencia de un tal Genio Maligno.
Pues bien, el proyecto de Descartes consistirá en demostrar la inexistencia del Genio Maligno para poder así justificar el uso de la deducción. Para ello Descartes deberá hacer varias cosas. Primero analizará las ideas que tiene, mostrando que existen ideas innatas. Tras esto demostrará la existencia de Dios, y es entonces cuando se encontrará en condiciones de demostrar que el Genio Maligno no existe, que la deducción es legítima, y que nuestro conocimiento se basa, y parte, de ideas innatas que han sido puestas por Dios, que es quien garantiza su verdad.

18. ¿Qué clases de cosas pueden ser los pensamientos según Descartes?
Hasta ahora Descartes ha mostrado que existe el yo, y también que existen representaciones mentales o pensamientos. Lo siguiente será analizar cómo son esas representaciones.
Los pensamientos pueden ser ideas, deseos, emociones y juicios, son estos últimos los que, estando formados por ideas, pueden ser verdaderos o falsos.
Por ejemplo el juicio "El mundo existe" está formado por las ideas de "mundo" y de "existencia".

19. ¿Qué clasificación hace Descartes de las Ideas?
Analizando las distintas clases de ideas que forman los juicios encuentra que se pueden clasificar en tres tipos distintos.
Por un lado estarían las ideas adventicias o adquiridas, que son aquellas que parecen provenir de nuestra experiencia externa.
Por ejemplo la idea de mesa, montaña, agua, gato
También se encuentran las ideas facticias o artificiales, que son las que se construyen en la mente a partir de otras ideas.
Por ejemplo la quimera, que sería un ser con cuerpo de cabra y cabeza de león.
Y por último están las ideas innatas o naturales.
Descartes llega a la conclusión de que hay ideas innatas ya que encuentra que dispone de algunas ideas que no parecen ni procedentes de la experiencia –adventicias- ni construidas por la unión de otras ideas -facticias.
Ejemplo de estas ideas son las de “pensamiento”, “verdadero”, o “falso”.
Ahora bien, si no proceden de fuera de su mente, ni las ha construido su mente a partir de lo que procede de fuera, entonces es que su origen sólo puede estar en la propia mente; es decir, sin innatas y son producto de la propia mente al operar de una forma natural y espontánea.

20. ¿Cuál es la primera forma, la más parecida al argumento ontológico, de demostrar a Dios por parte de Descartes?
El siguiente paso de Descartes será demostrar la existencia de Dios. Para ello se vale de tres pruebas, la primera de ellas es una prueba a priori muy semejante al argumento ontológico. Dice que por la sola consideración de la idea de Dios se conoce claro y distinto que Dios existe, ya que en el concepto de Dios está que es un ser necesario, luego si es necesario tiene que existir.